Inicio Alcázar de San Juan Clausurado el Curso de monitores de actividades juveniles de la Fundación Secretariado...

Clausurado el Curso de monitores de actividades juveniles de la Fundación Secretariado Gitano

El Centro de Empresas acogió en la tarde de ayer jueves la entrega de diplomas del Curso de monitores de actividades juveniles de ocio y tiempo y libre de la Fundación Secretariado Gitano y el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. Con este acto se clausuraba la parte teórica del curso que ha tenido una duración de 100 horas.

La concejala de Infancia y Juventud, Alba Castellanos, asistía al acto de entrega de diplomas felicitando a los diez jóvenes que han terminado la parte teórica del curso de monitores de actividades juveniles de ocio y tiempo libre realizado en el barrio La Pradera. Una formación que, afirmaba Castellanos, “no solo les servirá para dinamizar su barrio sino que supone también una oportunidad laboral para este grupo de jóvenes de cara a conseguir un puesto de trabajo como monitor de actividades juveniles”. En este sentido subrayaba que el curso formativo es una acción más del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan en el barrio de La Pradera que se suma a las intervenciones en materia de obras, de viviendas o de educación.

Este curso está enmarcado en el programa “Desarrollo Comunitario” de la Fundación Secretariado Gitano, que propone que los jóvenes de un barrio se unan para mejorarlo. El objetivo es que los jóvenes conozcan distintos ámbitos de actuación como monitores de actividades juveniles de ocio y tiempo libre, señalaba Cristina Lillo, representante de la Fundación Secretariado Gitano en Alcázar de San Juan.

Rafael Montoya, técnico en Intervención y Desarrollo Comunitario de la Fundación Secretariado Gitano y responsable del curso, destacaba la implicación y la motivación de los jóvenes participantes que, afirmó, “augura un futuro interesante”.

La parte teórica del curso ha tenido una duración de 100 horas. Las prácticas se realizarán en La Bola de Cristal, Cruz Roja y Ayuntamiento con una duración de 150 horas. Participan un total de 10 jóvenes entre 17 y 25 años, la mitad de etnia gitana y la otra mitad payos “porque se buscaba la interculturalidad en un barrio tan heterogéneo como el de La Pradera”, afirmaba Cristina Lillo.


- Te recomendamos -